"Lástima..."

on Sábado, 20 Mayo 2017. Posted in Poemas

Qué lástima que sólo exista una juventud

y no poseer un tiempo giratorio

para ser joven más de una vez;

y disfrutar de la vida con menos errores

o al menos disfrutar mejor de ellos,

mirar por primera vez todo de nuevo

una vez más a sabiendas que será

la última primera vez;

perder el tiempo de una mejor manera

y disfrutarlo como siempre o un poco más;

conocer el amor desde el principio

y sentir en tu corazón

el misterio que siente una playa

cuando conoce las olas

o el horizonte cuando el cielo

le presenta el primer atardecer.

 

Lástima que mi amor no tenga patria,

y su patria si fuera alguna,

no sea otra diferente a la que un diluvio tuyo

bañe las flores de un rocío de jazmín;

y no cuente esta historia en el exilio

donde esta simple curiosidad por saber de ti

nunca ha sido solo una simple curiosidad,

Ninguna vez ha venido sola

y por lo general comparte su espacio

con preguntas donde su patria

vive como respuesta,

y yo sobrevivo lejos de ella.

 

Qué lástima que se abrace por última vez,

que se mire, se estrechen manos, se bese,

se recuerde, se olvide,

se hable por contadas cuentas,

y más pena aún que no sea como la vez primera,

y peor todavía si esa última ocasión te toma por sorpresa.

La nostalgia resuena aún más,

cuando en oportunidades es la rutina la que mira,

abraza, besa, recuerda, habla u olvida

por última vez,

dejando un vacío de silencio

en ese último suceso.

 

Qué lástima que se viva sólo una vez,

y no exista un borrador en la historia,

más que tachones y tropiezos

en un avanzar con los segundos

que parecen no tener obstáculo alguno

dado que nunca cambian su forma de marchar;

y qué lástima si se viviese más de una vez,

y nacer o morir sea una rutina

tanto como querer y olvidar

o como dormir cada noche

sin saber o preguntarnos

de qué color será el día un vez que amanezca.

 

Qué lástima que no estás detrás de tu sombra que miro,

y la distancia sea tan subjetiva

como las veces que piense en vos

o las que no esté yo en tu mente,

y tus ojos callados se prescriban abstinencia de mí

y queden sonetos huérfanos,

en medio de los dos;

y esperemos sin esperar nada,

y dejemos pasar el tiempo

como si lo tuviéramos en nuestras manos.

 

Lástima,

Será la vida ya como sea,

y el tiempo podrá transcurrir

o no, o en viceversa

o todo lo contrario;

será la vida lo que supongo,

lo que quiero,

lo que despierto más que sueño

y tú no serás tú,

sino un espacio entre mis brazos...

 

Felipe Carvajal - 29/10/2011

Leave a comment

You are commenting as guest.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers

Copyright © Felipe Carvajal Rojas 2017