Testamento de mi paso

on Sábado, 20 Mayo 2017. Posted in Poemas

Entre tanto azar,

podré asegurar que fui tu mejor error

la mejor mano de cartas

con la que podías perder,

y a veces fui más que un pronóstico.

 

Por lo menos le queda a tu piel

la opción de cuando sufra de caricias débiles,

susurrar por tu cuerpo las líneas

de mis huellas digitales,

o el relieve de la palma de mis manos.

 

Por lo menos le quedan a tus labios

extrañar una boca que respire

los suspiros que entrañaban

y sembraban en el aire,

y que decoraran su cielo

con nubes de besos o

sólo de miradas.

 

Desafortunadamente

la eternidad en tus labios

fue más breve de lo que esperábamos

y el sueño infinito que sufría el tiempo

cuando estabas entre mis brazos

consistió en unos tantos minutos

y algunos segundos menos.

 

Pero si la vida te sorprende

y caes en un vacío de silencio,

tus ojos puede que miren

detrás tuyo un camino de regreso

que ya no es de regreso,

que está a lo lejos por tus pasos

y hay un yo que no soy yo,

un nosotros que ya no somos.

 

Hoy, existen cinco centímetros

de silencio, entre tu memoria y mi recuerdo,

en el recuerdo donde resido en tu memoria.

 

Y entonces si en tu memoria

le llevas flores a tu recuerdo

de mí o de nosotros que fui o fuimos,

ponlas junto a las rosas que yo dejé

tiempo atrás anticipadamente.

 

A lo mejor tenías razón,

la culpa es mía por no saberte enamorar

y no encontrar la rima perfecta en mis versos

ni el tono exacto de rojo en las rosas;

tampoco el sabor a manjar en mis besos,

y no hacer de cada caricia

más que tan sólo un cuento de fantasía.

 

Pero si de entre tanto azar,

y rimas no perfectas para vos,

en algún recuerdo de tu ilusión

te regalé un segundo de realidad para tus sueños,

habrá valido la función.

 

Luego de tanto camino y poco recorrido,

una vez más he quedado sólo

aquí conmigo simplemente,

procurando no ser error para nadie más

y buscando una parcela

en el rincón de unos labios

que extrañen mis besos sin haberlos probado.

 

Por lo menos firmaré con media sonrisa;

y digo media porque todo testamento implica muerte,

y muerte implica de una o muchas formas dolor,

así que la mitad de mis labios que no exclamen

esa sonrisa será por eso,

y la otra media será por que

mi paso no fue maleza en tu vida

sino jardín o tan solo bella moraleja;

Y que suerte que te amé como lo hice,

y qué suerte que te olvidé como te olvidé.

 

Felipe Carvajal - Domingo 5 de Diciembre

Leave a comment

You are commenting as guest.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers

Copyright © Felipe Carvajal Rojas 2017