Tropiezos

on Miércoles, 17 Mayo 2017. Posted in Poemas

Es fácil a como está este mundo

Llegar a ese punto en el que nos detenemos

Y nos preguntamos cuántos tropiezos más

Tendremos que aguantar en esta vida.

 

A lo mejor ustedes al igual que yo,

O yo a diferencia de ustedes

Le doy poca importancia a los simulacros

O las vivencias a media verdad.

 

Poco me importa explorar un cuerpo nuevo

Con la simple excusa de saber más de geografía

O besar labios desconocidos

Con el pretexto de pretender ser coleccionista.

 

Desgraciadamente perdemos a veces el impulso,

Y la esperanza de un amor verdadero

Es tan real como un espejismo en medio del desierto

Y nuestra verdad se transforma de pronto en un tropiezo.

 

Quizás tendremos que desempolvar los diarios de nuestros abuelos

Que contienen en sus páginas historias de amor auténtico,

De amor valiente que logra dominar el tiempo,

Que muere en otra vida y no en esta.

 

Puede que la receta esté en otro lugar,

Trepada en un árbol de otoño huyendo de esta realidad,

O en la sombra de un rosal, o de un pétalo tan solo;

Aguardando a que salga el sol o el atardecer tiña el cielo de orquídeas.

 

El punto es que en cada tropiezo el anhelo descansa,

Nuestras manos entran en soledad

Al perder el suave abrazo de unas manos

Gemelas completamente distintas donde se solían reflejar.

 

El problema es que después de cada tropiezo,

Sientes que no hay razón para llorar,

Ya que las lágrimas tiemblan rebosantes al saber que en su horizonte

No encontrarán aquél amor que las solía apañar.

 

Claro, nadie te tiene que explicar al final,

Luego de cada tropiezo, la verdad,

Ni te tienen que recordar verdaderamente

En qué punto cardinal queda el cielo realmente.

 

Quizás el problema no son ustedes y soy yo,

O son ustedes y no yo;

Por ser anticuado y pasado de moda,

Y por esperar del destino algo más que esto.

 

Lo cierto es que luego de cada tropiezo

Un poco de esperanza se agota,

Y el niño dentro de nosotros que juega a querer

Entra en sueño mientras digiere un poco la ausencia.

 

Ojalá que al menos, luego del último tropiezo

Nos tienda la mano una silueta,

Que no guste de los simulacros y goce de amor valiente,

Y sea horizonte presente para nuestras lágrimas;

Que no sea coleccionista ni explorador;

Porque así, y solo así,

No habrán más tropiezos para los dos.

 

Felipe Carvajal - 31 de Octubre 2010

Dedicado a Tamoshka, ya que entre líneas nos entendemos...

Leave a comment

You are commenting as guest.

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers

Copyright © Felipe Carvajal Rojas 2017